¿Llevar una vida buena (moral) nos hace felices?

Para responder la pregunta, es necesario hablar primero de los términos, así que me gustaría empezar diciendo  lo que quiere decir llevar una buena según los fundadores del término, los antiguos griegos, según Aristóteles. La vida buena se alcanza  en la polis, al descubrir las virtudes dianoéticas y morales. Es decir, al hacernos más sabios, y alcanzar virtudes como la prudencia  y el término medio. Y esto, como he dicho, solo es posible en la polis, pues para Aristóteles el ser humano es sociable por naturaleza. Así que únicamente el ser humano que viva en una polis justa y que fomente el dialogo, podrá  alcanzar las virtudes, y así llegar a la entelequia, máxima perfección posible, es decir  la sabiduría, identificada con la eudaimonia, o lo que es lo mismo, la felicidad. De la felicidad no hay mucho que decir, porque ¿quién no se ha sentido  nunca feliz o por el contrario infeliz? La felicidad es ese estado en el que tenemos una sensación de bienestar, nos sentimos contentos, con una sonrisa en la boca, a gusto con nosotros mismos, unas veces tranquilos, otras veces totalmente eufóricos.

Como fácilmente se puede observar, ser feliz para Aristóteles, no era lo mismo que para nosotros. Hay una principal diferencia. Para el estagirita hay que ser sabio para ser feliz. En la actualidad nos parece ridículo pensar eso, puesto que vemos infinidad de personas que no han estudiado, bien  porque no han tenido la oportunidad o bien porque no han querido, y son totalmente felices. Luego la felicidad no será lo mismo para nosotros y para los antiguos griegos.  Para nosotros es más bien un estado de ánimo, para ellos una cualidad.

Así que partiendo de que la felicidad no es lo mismo para nosotros que para los griegos, tendremos que tener en cuenta también que llevar una vida buena, no puede ser lo mismo ahora que en la antigua Grecia. ¿Que es lo que se entiende hoy en día por vida buena? Nos vamos directos al plano moral. ¿Por qué? Porque si para nosotros sentirnos felices quiere decir no sentirnos mal, no estar tristes,  tendremos que saber que cosas nos pueden hacer  infelices, ya decidiremos si las hacemos o no.

Una vida buena moralmente es aquella en la que obras de acuerdo a tu moral, a tus normas interiores, que recordemos, en mayor o menor medida serán tuyas, puesto que no hay que negar la influencia de la sociedad o de nuestra familia a la hora de crear nuestro código moral. Así que tenemos una lista interminable de cosas, divididas en las que nos parecen buenas y las que nos parecen malas moralmente. Por ejemplo, para algunos robar estará bien, para otros estará mal, lo mismo pasa con ir de caza, o con  cualquier otra acción de debate moral.  Pues todo es relativo. Por mucho que Kant buscara una moral para todos los seres humanos, los sentimientos que crea una acción moral son para cada sujeto, no son universalizables. Por ejemplo, para Kant, matar seria una verdadera injusticia, puesto que se roba lo más valioso del mundo, la vida. Sin embargo seguro que para  uno de los niños soldado que están secuestrados en África por ejemplo, tiene  más valor un buen diamante que la vida del hombre que huye con él, y por consecuente, no le parece que este mal matar a esa persona. Mucho más sencillo es el ejemplo del vegetariano al que le parece un crimen comer animales, frente al padre de familia que hace barbacoa en casa todos los domingos tan contento.

Así que resumiendo un poco y volviendo al tema, para ser feliz debemos actuar de acuerdo a nuestro código moral. Hacer aquello que sabemos que está bien para nosotros, y no hacer lo que pensemos que está mal. Al actuar así, nos vamos a sentir bien con nosotros mismos, vamos a alcanzar la felicidad. ¿Que fácil seria todo si esto fuera así de simple verdad?

La cosa es más enrevesada, puesto que  no todo el mundo tiene moral para todo. Para tener una moral, hay que preocuparse por la gente que nos rodea, por las cosas que nos rodean. Por ejemplo, a mi alomejor no me parece mal comer animales, porque no tengo preocupación por ellos, no tengo moral respecto a ese tema. Lo mismo puede pasar con el asesinato. Si yo soy una persona a la que no le importan los seres humanos, ni la vida, no voy a ver mal matarles, y por tanto no voy a tener malos sentimientos por realizar esas acciones, pero ojo, tampoco voy a tener recompensa por obrar bien respecto a mi moral en ese tema, ya que si no tengo moral no tengo premio.

Otro caso interesante sería el de la persona que aun sabiendo que está haciendo algo malo alcanza la felicidad. Un hombre entra en un banco, se lleva millones y millones, pero en su huida se ve “obligado” a matar a dos policías (con hijos, para dramatizar más).  El caso es que a nuestro forajido no le pillan, no cumple castigo por lo que ha hecho, sin embargo, sabe que ha hecho algo malo. ¿Es posible que esa persona llegue a sea feliz con lo que ha hecho? ¿Por qué no iba a serlo? Todos sabemos que el cerebro prefiere estar bien a mal, y para ello utiliza muchísimos autoengaños, de los que tan solo detectamos una parte, ideas que aparecen tales como: he suspendido porque el examen era difícil, o la típica, ya no le quiero. Todo ello es un método para ser feliz por medio de la mentira hacia nosotros mismos, evitando las cosas que nos hacen infelices. Así que si no han pillado a nuestro amigo ladrón, y va a vivir toda una vida de lujo sin trabajar, ¿por qué iba a sentirse mal por la muerte de dos policías? Si encima iban armados y se pusieron delante de la puerta.

Por último me gustaría hablar acerca de la persona que vive una vida correcta de acuerdo a su moral, y piensa en sí misma, y dice, soy feliz, pero me siento vacía, necesito algo más. ¿Por qué? Podríamos preguntarla, y su respuesta seria un tímido nose, seguido de un posible es difícil  saber por qué.  Como hemos visto el obrar dentro de nuestro código moral nos va a hacer felices, pero ¿es eso suficiente? ¿Y qué pasa con el hombre que no tiene normas morales? ¿Va a ser feliz? ¿Sera eso suficiente?

Personalmente pienso que los seres humanos no buscamos la felicidad. Puesto que aunque parezca raro no todo el mundo responde ser feliz a la pregunta, ¿qué quieres en tu vida? Hay gente que responde otras cosas, como ganar dinero, o ser libre. Los más avispados dirán que esas cosas van a llevar la felicidad a esa persona, pero ¿es eso realmente cierto?  ¿Una persona que renuncia a su familia, a su vida por ser un magnate y tener dinero va a ser feliz? ¿Y qué hay del hombre que huye de la sociedad, vive sin un céntimo, pasa hambre, pero es libre? ¿Podemos llamar el llegar a esos objetivos felicidad?

Luego si el ser humano no busca la felicidad, ¿qué es lo que busca? La  autorrealización, el querer llegar a un punto, para después ponerse nuevas metas, en ese sentido tengo un pensamiento aristotélico, ya que cada uno se tiene que desarrollar a su manera. Solo que eso no nos va a dar felicidad. Pensemos en el hombre que ha huido de su sociedad para ser libre, no tiene a nadie, está solo, pasa hambre, tiene frio, pero si le preguntáramos que tal esta, ¿que nos diría? ¿Soy feliz? Yo pienso que no, que nos diría: estoy sumamente jodido, pero estoy como quiero estar, yo quiero esto, así me siento bien, pero no, no soy feliz. Es ese sentimiento el  que buscamos, esa satisfacción de llegar a nuestras metas, que no pienso que sea lo mismo que la felicidad, es un sentimiento mucho más profundo e interior.  ¿Y qué ocurre con la gente que quiere ser feliz? Ese es su objetivo, su fin, esas personas van a lograr la autorrealización alcanzando la felicidad. Luego si logran su objetivo tendran una “felicidad doble”.

Acerca de Álvaro Martín

Con arte, al fin del mundo

Publicado el 22/11/2009 en Filosofía, Reflexiones y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. No se, yo creo que todas las personas quieren ser felices, es la meta que tiene todo el mundo en la vida lo que pasa que hay muchas formas diferentes de ser feliz y cada uno tiene la suya. Esto nos lleva a que haya gente que no entienda determinadas formas de ser feliz y siga a su rebaño para alcanzar la felicidad aunque en ese rebaño no la consigue todo el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s