No se trata de todo lo que puedes ganar, se trata de lo que estás dispuesto a perder

Milles echó un último y rápido vistazo a la carta. A medida que volvía a repasar aquellos sentimientos diluidos sobre papel no pudo evitar emocionarse, todos aquellos momentos, todos aquellos instantes, aquel amor, todo se perdía allá abajo. Alrededor suyo compañeros de la tercera brigada esperaban impacientes como él el momento, muchos dedicaban estos últimos instantes antes del lanzamiento a repasar, como él hacía, las cartas de sus parejas, otros jugueteaban con cualquier pequeño objeto que tuvieran en los bolsillos, navajas, relojes, monedas… Tenían en común más de lo que ellos se imaginaban, jóvenes, talentosos y con el futuro roto e incierto, la guerra los había separado respectivamente de lo que más querían, dejándoles tan solo con otras  sucias y rotas réplicas de ellos mismos. A la derecha de Milles un hombre mayor fumaba un puro con toda la tranquilidad del mundo, a pesar de que no hacía frío, tenía puesta la capucha, la cara, un inmenso muestrario de cicatrices que una pelirroja barba no conseguía ocultar, sus ojos azules enseñaban una mirada profunda, no pacífica ni misteriosa, simplemente ahogada, como la de aquel que ha visto todo y al que no le queda nada que perder. El hombre se percató rápidamente de que Milles lo estaba mirando.

– ¿Tu primera vez chico?

– Si… La primera….

La bombilla roja se encendió, a la vez que una bocina anunciaba que solo quedaban cinco minutos.

– Tranquilo chico, lo importante no es la primera vez, yo de hecho apenas me acuerdo de la mía…. Mucho más importante es la última….

Hablaba con una calma total, como si dispusiera de todo el tiempo del mundo a su entera disposición y fuera administrándolo a su voluntad.

– Además, no es para tanto, realmente las normas son muy fáciles, mata y que no te maten, ¿es sencillo verdad?-rió- no como el ajedrez, eso sí es un juego difícil.

Lejos de tranquilizar a Milles, la intervención del hombre lo puso aún más nervioso, no era solo lo que decía, era como lo decía, con una naturalidad y una apatía inmensas. Milles sintió miedo, y con voz temblorosa preguntó:

– ¿Lleva mucho tiempo en el ejercito?

Tras mirarlo un momento fijamente el hombre se echó a reír. Una risa alta, grave y estridente, una risa que contrastaba con el silencio existente en el avión, todos levantaron la cabeza y lo miraron con terror. La luz roja se encendió de nuevo, la bocina volvió a sonar al tiempo que la compuerta se bajaba. Quedaba poco.

-¿Qué si llevo mucho tiempo?- rió de nuevo- Mira muchacho, no, no, mirad todos-dijo al tiempo que se levantaba del asiento- Yo, fui un pobre diablo como vosotros si, reclutado a la fuerza hace ya muchos años. Tembloroso en cada misión con el único objetivo de volver a casa junto a mi novia, ¿y qué pasó? ¡Lo perdí todo!- grito- no quedaba nada de ella. Ni de ella, ni de su familia, ni de la casa en la que vivía, todo, absolutamente todo reducido a una montaña de cenizas y escombros- Mientras hablaba andaba lentamente hacia la compuerta- No sabéis en la situación en la que estáis, lo único que teméis perder, vuestra vida, no es lo único que muchos de vosotros vais a perder. ¿comprendéis? Yo si que soy afortunado, ya no tengo nada, nada que perder.

La luz verde se ilumino, sonó una nueva bocina.

-Siento ser tan franco con vosotros, pero el mundo es malo, la suerte traicionera, y el destino caprichoso.

Di una última calada al puro, lo tiró al suelo y acto seguido saltó hacia el vacío de espaldas ,dedicándole a Milles una macabra sonrisa que nunca olvidaría, falta de dientes, de miedo y de esperanza.

Acerca de Álvaro Martín

Con arte, al fin del mundo

Publicado el 29/07/2011 en Relatos y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. chosentornado

    Puto arte, sisi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s