Instantes perdidos

Empezó con un grito desgarrador,

Murieron los niños que dormían,

Los minutos se cayeron del reloj,

Descubrí la aurora en sangre,

Perdí de un balazo el alma,

Describí la vida sin lastrar,

Las  profundas heridas que dejas al pasar.

 

Y sigo esperando tu momento,

El ínfimo instante en el que caigas,

Reconstruyendo la  vida sin razón,

Sin razón ni verdad que descuartizar,

Que cuentes a los demás de otros,

Que los que rien al pasar recuerden,

Que olviden  los ancianos,

Que esto no acaba sino para volver a empezar.

 

Abierto el albúm fotográfico,

Sin espinas ni color en la piel,

Sin fisuras ni lágrimas extrañas

Preparando la mudanza interminable,

Corrompiendo los recuerdos de un ayer,

Esperando el tren de cercanías,

Que vuelva a unirme a tu fantasma otra vez.

 

Y dejar de comprender,

Que el ayer ya no es el pasado,

Solo un necio trago olvidado mañana

Por el triste borracho que brama en el bar,

Olvidado del mundo, de la sociedad separado,

Encerrado en las palabras rotas, los abrazos desconsolados,

Mientras suena la triste música de violín,

Lúgubre melodía que anuncia el final,

Que llora sin romper las olas, que sufre sin cesar,

que espera, que sigue esperando,

la ansiada llamada que nunca contestará.

Acerca de Álvaro Martín

Con arte, al fin del mundo

Publicado el 23/04/2012 en Poesía y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s